Tarea 1

Elabore una apreciación general y personal del texto “Miserias del presente, riqueza de lo posible” y publiquelo aqui como respuesta.

Anuncios

13 comentarios en “Tarea 1

  1. ANALIZAS DE MISERIAS DEL PRESENTE, RIQUEZA DE LO POSIBLE
    ANDRÉ GORZ
    ALUMNA KAREN INGA HERRERA
    El libro de Gorz analiza las transformaciones del capitalismo en los últimos años. Básicamente plantea que las políticas del estado social establecían más inconvenientes que ventajas para el desarrollo del capitalismo ante la amenaza de la socialización o la estatización que frenaba la extensión de los mercados internos. La dinámica del capital buscaba movilidad y flexibilidad con el objetivo de tener competitividad y restablecer la gobernabilidad. El resultado de esta tendencia es la globalización y la ruptura entre los intereses del capital y los del Estado-nación. Estamos en un mundo en donde el que tiene el dinero tiene la razón y puede hacer con lo que tiene todo para generar una rentabilidad acosta de generar miserias para los que no han logrado desarrollarse. En nuestro país por ejemplo el abuzo de muchas instituciones persiste y el precio de nuestra labor vale una miseria. Una de los tantos factores que han quitado puestos de trabajo es la tecnología de punta y la mecanización del individuo o el fordismo .

  2. Por: LOURDES MELISSA HERRERA FLORES
    El libro de Gorz analiza las transformaciones del capitalismo en los últimos años. Básicamente plantea que las políticas del estado social establecían más inconvenientes que ventajas para el desarrollo del capitalismo ante la amenaza de la socialización o la estatización que frenaba la extensión de los mercados internos
    Las economías entran en un proceso de desnacionalización generando al mismo tiempo, por un lado, una burguesía globalizada, neoliberal ideológicamente pro-norteamericana y burguesías e industrias tradicionales, y por el otro, sectores precapitalistas y parte de los sindicatos. Generalmente, la resistencia al capital global está en el orden disperso de bolsones y clases antagónicas, que abarcan los extremos ideológicos de la dere-cha y la izquierda que proponen como alternativa política diversas formas de nacionalismo o estatismo.
    El esquema de la globalización se caracteriza por “la disminución de los salarios reales, el desmantelamiento de las protecciones sociales, la explosión del desempleo, la precariedad de todos los empleos, el deterioro de trabajo”, donde la ganancia capitalista se torna dominante. Sobre la base de este contexto, las tasas de inver-sión disminuyen, se produce una tendencia creciente de fusiones de las empresas y las inversiones financieras tienen un rol protagónico. El rol actual de los distintos gobiernos nacionales es rivalizar por la seducción de capitales financieros, los cuales tienen un poder sin límites sobre la sociedad. Gorz plantea que la incorpora-ción de nuevos consumidores con casi pleno empleo es un espejismo, ya que la industrialización del tipo for-dista entró en crisis, generando un crecimiento de la población desocupada.

  3. Por. Ever Mijaíl corpus Méndez
    Frente a las nuevas características que trae consigo el sistema capitalista Bauman y Sennett. Coinciden en analizar la sociedad moderna Bauman cuando analiza esta sociedad capitalista nos dice que es este contexto se enfrenta a una contradicción inevitable la sociedad líquida, fluida, frente a la sociedad moderna, sólida, que se caracteriza principalmente por tener a su servicio normas cada vez mas rígida en sus estructuras. Es así que Bauman con Lo leve hace relevo a lo pesado.
    Sennett en su libro la corrosión del carácter argumenta que como consecuencia personal se ha generado el nuevo capitalismo, que ha traído trasformaciones en la relación que había entre el capital y los asalariados. En esta nuevo contexto Bauman como Sennett comprenden que producto de la nueva relación social que establecen los seres humanos cada ves más mediatizados por los medios masivos de comunicación a traído como efecto que los vínculos humanos sean cada vez mas frágiles.
    Este análisis Sennett que principalmente se centra en esta articulo es que aboga para los individuos se desarrollen individualmente a partir de sus potencialidades es por ello que el hombre de hoy tiende a aceptar los retos de la soledad que trae consigo el sistema capitalista.
    Esta contexto en la cual se centra el análisis de Sennett es a partir de la crisis del modelo fordista que trajo consigo mutaciones en el mundo del trabajo que acelero la precariedad de la clase obrera principalmente en os países del tercer mundo. Es este nuevo contexto en la cual las grandes industrias se desplazaban a los países del tercer mundo aprovechándose así de la mano de obra barata fue el inicio de la crisis del fordismo que dio lugar al posfordismo donde las industrias utilizaban nuevos mecanismos de cómo producir mas al menor costo y al menor tiempo e inclusive sorprendiendo mercado con algunos productos de innovación.
    En este momento el sistema capitalista crea las necesidades falsas a la sociedad y por consiguiente convirtiendo a la sociedad solo en una sociedad de consumidores más no de productores. Estas necesidades falsa en este contexto tiene mucha facilidad para ser vendida por que cuenta con todos los medios de comunicación para que estén presente en todos los aspectos dela viva empujándole así al individuo a consumir sin dejarle además su libertada de decisión. Esta crisis del modelo fordista se da por la contradicción propia del sistema daba com0o una posibilidad el desarrollo de la producción en los países dela periferia es en esta posibilidad que en estos países periféricos se encontraba todos los mercados con una característica que traería ventajas a la acumulación del capital a escala mundial en estos países los mercados para vender las mercancías eran ventajosas y para la contratación de la mano de obra era barata e inclusive especializada.
    Es así que la economía de escala no logra mantenerse dando lugar a la encomia de la producción en serie y ala consumismo en serie por parte de la población. Este nuevo modelo de producción no podía mantenerse si no lograra producir una variedad de productos ajustado a las falsas necesidades de la sociedad pero que estas la consideran como imprescindibles para la vida cotidiana, además que deberían de producir al menor costo y el tiempo mas corto así facilitar y dar funcionabilidad al sistema capitalista.
    Es así que esta producción en serie incita a la sociedad a un consumo masificado de los productos que además de todas las características anteriormente mencionadas estos productos se imponen en el mercado por tener un valor simbólico, por ser novedoso, e inclusive de prestigio. Sennett nos dice que dentro de esta nueva coyuntura las empresas deberían de ser capases de “improvisaciones continuas, debían saber suscitar, anticipar y explotar a fondo los entusiasmos efímeros, las modas imprevisibles y versátiles”. Es así en otras palabras incitar que la sociedad se cree necesidades falsas y volátiles es así que la innovación en estos tiempos se acelera cada ves mas debido a que la sociedad no es estática y por consiguiente como dice Bourdieú sus hábitos cambian aceleradamente en estos tiempos modernos.
    Con respecto al mundo de trabajo esta actividad inherente a la especie humana e imprescindible en estos tiempos actuales se torna cada vez más insegura y el mundo laboral para estar ajustados a estos tiempos tiene que cumplir con los requisitos que demanda el mercado laboral estos son por ejemplo de estar en continua retroalimentación de conocimiento innovadores ajustado al mercado laboral Anthony Giddens frente a este escenario dice que en estos tiempos esta cada vez mas masificando los “obreros de cartera” esta clase obrera consiste que tiene múltiples conocimientos o múltiples oficios por consiguiente se puede desplazar con facilidad de una empresa a otra.
    Orta característica que analiza Sennett es que el trabajo se esta cada ves mas descentralizando incitando así a establecer una nueva relación laboral como es el caso del teletrabajo esta nueva relación laboral es necesario por un lado y por otro lado es deshumanizante por que les esta quitando el carácter social al trabajo y por ello la perdida de la conciencia de clase del proletariado anulando así su capacidad como tal a la organizarse frente a la inseguridad laboral y buscar un bien común y un mundo mejor.

  4. Dentro de veinticinco años las sociedades occidentales habran entrado en el futuro incapaces de reproducirse segun las normas del pasado y de sacar partido de las libertades de eleccion sin precedentes que hacian posible las economias de tiempo de trabajo. Durante esta veintena de años, la sociedades surgidas del fordismo se deshicieron en beneficio de las no-sociedades, cuya delgada capa dominante acapara la casi totalidad de los aumentos de riqueza a pesar de que la ausencia de proyecto y de marcas politicas desemboca en la disolucion de todos sus lazos. André Gorz realiza un diagnostico riguroso del presente y no elude la consideracion de la utopia, entendida acosta como un retroceso que nos permite juzgar lo que hacemos a la luz de lo que podri­amos o deberiamos hacer. Si que no nos queda mas que veinte años para reparar nuestras omisiones pasadas. Porque lo que se instala alrededor de nosotros es una especie de desrealidad real que se sobreimprime a los escombros de un mundo difunto, teje un mundo segundo llamado virtual, sin tiempo, ni lugar, ni espesor, ni resistencia

  5. frente a este texto es claro criticar el fordismo, criticarlo de manera coloquial que permita que todos comprendamos y veamos lo que pueda venir de manera positiva; por lo tanto he interpretado lo nos dice Gorz de manera que digamos porqué no o el porqué si dejarnos llevar por el postfordismo:
    Hay que aprender a discernir las oportunidades no realizadas que duermen en los repliegues del presente. Hay que querer apoderarse de las oportunidades, apoderarse de lo que cambia. Hay que atreverse a romper con esta sociedad que muere y que no renacerá más. Hay que atreverse al éxito. No hay que esperar nada de los tratamientos de los sintomas de la “crisis”, pues ya no hay más crisis: se ha instalado un nuevo sistema que tiende a abolir masivamente el “trabajo”. Restaura las peores formas de dominación, de servidumbre, de explotación al obligar a todos a luchar contra todos para obtener ese “trabajo que ha abolido”, el fordismo quedó atrás. No es esta abolición lo que hay que reprocharle, sino pretender perpetuar como obligación, como norma, como fundamento irremplazable de los derechos y de la dignidad de todos, ese mismo “trabajo” cuyas normas, dignidad y posibilidad de acceso tiende a abolir. Hay que atreverse a querer el éxito de la “sociedad de trabajo”: no existe más y no volverá. Hay que querer la muerte de esta sociedad que agoniza, con el fin de que otra pueda nacer sobre sus escombros. Hay que aprender a distinguir los contornos de esta sociedad diferente detrás de las resistencias, las difusiones, los callejones sin salida de los que está hecho el presente. Es preciso que el “trabajo” pierda su lugar central en la conciencia, el pensamiento, la imaginación de todos: hay que aprender a echarle una mirada diferente: no pensarlo más como aquello que tenemos o no tenemos, sino como aquello que hacemos. Hay que atreverse a tener la voluntad de apropiarse del nuevo trabajo.

  6. El fordimos nos ofrece un modelo de visión “teórica”, con una intención de interpretar el ámbito de la organización su impacto material y social crea un mismo mercado, el del consumo de bienes en masa la disminución de los salarios reales, el desmantelamiento de las protecciones sociales, la explosión del desempleo, la precariedad de todos los empleos, el deterioro de trabajo”, donde la ganancia capitalista se torna dominante. También se da la incorpora-ción de nuevos consumidores con casi pleno empleo es un espejismo, ya que la industrialización del tipo for-dista entró en crisis, generando un crecimiento de la población desocupada el trabajo colectivo son los nuevos modelos que requiere el capitalismo para remontar los bajos niveles de producción.
    La globalización se caracteriza por “la disminución de los salarios reales, las tasas de inver-sión disminuyen, se produce una tendencia creciente de fusiones de las empresas y las inversiones financieras los nuevos modelos que requiere el capitalismo para remontar los bajos niveles de producción El concepto de autonomía obrera es tenido en cuenta para entender la aplicación de ciertos principios por parte del capital. Las empresas le ofrecen a los trabajadores pertenencia e identidad exclusiva basada en la concepción de la “fábrica integrada”,
    Gorz centraliza el problema en “la distribu-ción de riquezas para cuya producción el capital emplea un número cada vez más reducido de trabajadores”, siendo el poder sobre el tiempo lo que está en juego, apostando a “la posibilidad que tiene la autonomía de las personas de desarrollarse independiente de la necesidad que tengan las empresas.
    En síntesis, lo que nos hace reflexionas es sobre las visiones que plantean las potencialidades democráticas de los cambios produ-cidos en el capitalismo, postulando otro tipo de regulación, centralizada en la distribución, la cooperación y la autonomía de la sociedad saliendo de la sociedad salarial. La crítica a la idea dominante que plantea la “falta de trabajo” son aporte interesantes

  7. FLOR VERONICA ORBEGOZO LUNA
    El Fordismo como Teoría (implícita) económica y como Ideología
    El concepto de “Fordismo” se entiende aquí como “tipo puro” (en el sentido acuñado por Max Weber) que describe una importante forma de organización industrial de economía de producción en grandes series y orientada a la “distribución”. Distintas formas de realización de este tipo de organización industrial se difundieron por todo el mundo industrial desde los años de la Primera Guerra Mundial hasta mediados de los setenta, en que este sistema empezó a dejar paso a nuevas formas de organización industrial.
    Hay que conceder que es muy discutible la afirmación de que el Fordismo haya realmente dominado la forma de organizar la empresa industrial. Su principio de “flujo” concretado en la organización de la cadena de montaje en serie nunca pudo aplicarse nada más que a un número restringido de empresas. En realidad existen otras muchas formas de organizar la producción en masa. De todas formas, el “Fordismo” es una designación empleada, más o menos justificada pero aceptada generalmente, para indicar una “forma de pensar y organizar la fabricación” que de una u otra forma ha constituido la pauta o ideal al que pretendían aproximarse otras formas de organización de la producción.
    Las culturas no-capitalistas no miden el tiempo por el uso del reloj, ni estructuran la producción en términos de jornadas mensurables en segundos, minutos y horas redimibles por salarios. En esas culturas tampoco se mide el tiempo en un espacio ajeno, si no en las casas, en sus talleres, en la naturaleza, en el campo, y en sus tierras. El capitalismo requiere de una enorme transformación social que requiere, entre otras cosas, de un efectivo control del tiempo y del espacio de producción por medio de las clases propietarias. Para ello requiere de una cultura o visión de mundo vincule el uso del tiempo a un régimen de trabajo constante.

  8. POR: YOVANA VEGA CRUZ

    1º LECTURA:
    MISERIAS DEL PRESENTE RIQUESA DE LO POSIBLE
    I. ULTIMOS AVATARES DEL TRABAJO
    POSFORDISMO
    El fin del crecimiento “fordista” dejo a las empresas dos caminos para intentar escapar del estancamiento: 1) la conquista de porciones de mercado suplementarias y 2) la renovación acelerada de la gama de sus producciones, la obsolescencia acelerada de sus productos.
    Uno y otro camino imponían la ruptura con el modo de producción fordista. La competitividad no debía depender más de las economías de escala obtenidas, en el pasado, por la producción en gran serie. Los productos debían imponerse por su “imagen”, su novedad, su valor simbólico. La competitividad exigía un máximo de movilidad, de fluidez, de rapidez en la concepción y producción de novedades.
    Pero las rigideces eran propias del modo de producción fordista: trabajo parcelado en grandes cadenas de montaje, concebidas para la producción en gran serie de productos estandarizados; demoras importantes exigidas para planificar y desarrollar nuevos productos, dada la rigidez de la organización de la producción y la especialización extrema de la mano de obra.
    Durante todo el tiempo en que su fin fue eliminar el factor humano, reemplazando una mano de obra cada vez más rebelde por robots, la automatización de las fábricas siguió siendo una fuente de costosos chascos. El más célebre de Europa fue la fábrica Fiat en Cassino, puesta en servicio a comienzos de los años ochenta. Debía ser la más “avanzada”, la más automatizada del mundo. Típico producto de ingenieros formados por el taylorismo, buscaba combinar la robotización con el control centralizado y la programación rigurosa de las secuencias y los tiempos.
    Pero en la misma época, los japoneses introducían en Estados Unidos, en fábricas que habían comprado o que explotaban en joint venture, los métodos que, bajo la denominación de lean production (producción aligerada), iban a “cambiar el mundo”.
    El trabajo inmediato de producción no es más que un aspecto entre otros del trabajo obrero; ya no es el aspecto más importante: es la resultante, el prolongamiento, la aplicación material de un trabajo inmaterial, intelectual, de reflexión, de concertación, de intercambio de informaciones, de puesta en común de observaciones y de saberes, el cual se efectúa tanto hacia arriba como en el marco mismo del trabajo inmediato. En resumen, el trabajo productivo exige, entre los trabajadores, un “nivel general de conocimientos,que, base de su productividad, entre en el proceso de producción como “fuerza productiva inmediata”
    Tal es al menos el modelo ideal de la empresa posfordista. El paradigma de la organización es reemplazado por el de la red de flujos interconectados, coordinados en sus nudos por colectivos auto-organizados, de los cuales ninguno constituye el centra.
    El sometimiento; el “drama”, como decía Coriat, es que solo la superación de las relaciones capitalistas de producción permitirían realizar el potencial liberador del postaylorismo. El capital no aplica ciertos principios más que a condición de haber podido precaverse de antemano contra el uso autónomo, por parte de los obreros, de las parcelas de poder que se les fueron concedidas. Tanto en el Japón como en Estados Unidos y en Europa, las empresas que adoptaron los (o algunos) principios de la lean production no contratan mas que obreros jóvenes, escogidos con cuidado, sin pasado sindical y, en Gran Bretaña sobre todo, se les impone en el contrato de trabajo el compromiso, bajo pena de cesantía, de no hacer nunca huelga y no adherir a un sindicato que no sea el de la casa. En suma, no contratan mas que a obreros despojados de su identidad de clase, de su lugar y su pertenencia a la sociedad global.
    El trabajo que anula el trabajo; evidentemente, la ideología de la venta de si no podría imponerse si el posfordismo no creara por si mismo las condiciones macro sociales que en-mascaran las potencialidades liberadoras de las mutaciones técnicas y permiten hacer de ellas los instrumentos de una dominación reforzada.
    No se puede decir con más claridad que los trabajadores contratados por las grandes empresas son una pequeña “elite”, y esto no porque tengan aptitudes superiores sino porque han sido seleccionados en una masa de individuos tan aptos como ellos con el fin de perpetuar la ética del trabajo en un contexto económico donde el trabajo pierde objetivamente su “lugar central”
    Metamorfosis del salariado; incluye La mano de obra hoy en día esta dividida en dos grandes categorías: un núcleo central compuesto por asalariados permanentes y de tiempo completo, capaces de polivalencia profesional y de movilidad, y alrededor de ese núcleo una masa importante de trabajadores periféricos, entre los cuales hay una proporción importante de trabajadores precarios y de interinos con horarios y salaries variables.

  9. MISERIAS DEL PRESENTE, RIQUEZA DE LO POSIBLE
    ANDRE GORZ (PAIDOS Buenos Aires – Barcelona – México)
    Análisis realizado por: Díaz Lindo Oscar Máximo
    El presente informe hace referencia al proceso de cambio que se dio en el paso del fordismo en donde el obrero debía cumplir con ciertas funciones de acuerdo a la actividad que le establecía la empresa mejor dicho en el fordismo tan solo lo especializaban al obrero en el desarrollo de una actividad y su trabajo y el tiempo que estaba en la empresa tan solo se basaba en esa actividad. A su vez también el fin de este sistema Fordista dejo a las empresas 2 caminos para salir del estancamiento, el primero que era la conquista de porciones de mercados vírgenes y el segundo la renovación acelerada de de sus producciones en donde la competitividad paso a ser de cuantitativo y material a cualitativo e inmaterial. Luego del fin del sistema Fordista se dio paso al Posfordismo que plantea una nueva forma de producción y una nueva forma de trabajo para los obreros en donde la empresa les pide que se den en cuerpo y alma a la empresa a través de una identidad, esto quiere decir que el obrero debe renunciar a todo, inclusive a su vida personal perjudicando o descuidando muchas veces su salud, su familia con tal de cumplir con la empresa para que ellos alcancen sus intereses como es la obtención de la acumulación de capital que es lo que le interesa a las empresas.
    Este articulo nos hace ver que tanto el Fordismo como el Posfordismo el interés principal de ellos es tan solo la acumulación de capital y las formas que emplean muchas veces a los obreros para alcanzar sus objetivos.

  10. El texto expuesto por André Gorz, nos explica el traspaso del Fordismo (caracterizada principalmente por la especialización extrema de la mano), al Posfordismo el cual se diferencia por la movilidad y fluidez que exige una nueva forma de producción, en el cual, la acumulación del capital termina siendo lo fundamental, este nuevo Posfordismo plantea nuevas formas de trabajo, donde los obreros dentro de las empresas deben responder a una serie de condiciones como la autogestión obrera, la identidad con la empresa, la racionalización del producto, la innovación, entre otras, permitiéndoles de esta manera que las empresas en donde laboran logren la “cooperación productiva”, sin embargo estas nuevas condiciones terminan siendo aparentes ya que solo buscan que el obrero incline todo su potencial a favor de la empresa en la que trabaja, sometiendo e incluso a su familia, con la finalidad de lograr resultados que benefician solo a la empresa, contradiciéndose de esta forma la versión de iniciativa, creatividad y autonomía con las cuales se comprometen muchos obreros, llevándolos así a la alienación, que es como señala Marx “ la explotación del hombre por el hombre, donde se pierde la autonomía y libertad de una clase social como consecuencia de la explotación a la que le somete otra clase social, principalmente por el hecho de existir la propiedad privada de producción” , esta forma de trabajo que nos plantea Gorz, trae consigo mayores desigualdades en la distribución de las riquezas, generando nuevas formas de trabajo , donde solo un grupo de obreros asalariados cuentan con un sueldo estable y de tiempo completo, dejando de lado a quienes forman un mayor numero, como lo son, los obreros precarios, quienes no disfrutan de un sueldo estable, y buscan trabajos según la coyuntura, viviendo en la cuerda floja, adaptándose a la condiciones que les presenta el entorno.

  11. POR:LISSET COSCO CUADROS
    Flexible, personalizada y virtual. Así será la gestión del talento en el futuro. Aunque en algunas empresas es una realidad, en la mayoría está aún por llegar. Toca adaptarse a los nuevos tiempos y demandas profesionales. Y los trabajadores piden, por encima de todo, más libertad.
    Las cifras son claras: tres de cada cuatro empleados en las principales economías europeas (Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España) estarían dispuestos a ceder hasta el 11% de su salario a cambio de mayor flexibilidad de horarios y posibilidad de teletrabajo.
    “las organizaciones necesitan adaptarse a cambios muy bruscos del entorno y a ciclos económicos cada vez más cortos. Eso exige un giro de mentalidad tanto en la empresa como en el empleado”.
    Hay compañías que ya han iniciado ese giro. Aspectos como la formación continua, los horarios flexibles y el desarrollo profesional a largo plazo se han asentado sobre todo en grandes empresas de banca, seguros, tecnología y servicios. “Hasta hace poco, querer flexibilizar el horario equivalía a escaquearse. Se han derribado muchos prejuicios”, dice Juan Francisco Arza, director de consultoría de recursos humanos de Mercer. Arza señala otro aspecto menos extendido, la personalización en la gestión del talento. “No se puede ofrecer lo mismo a todos los empleados. Aún perviven dos grandes mitos: que la personalización implica inequidad y mayor coste. No es cierto ni lo uno ni lo otro”.
    Se experimenta con estructuras alternativas de organización. Una de ellas es la “empresa en red” o “virtual”, con plantillas fijas muy reducidas pero una red de experimentados colaboradores externos que operan de forma independiente con varias entidades. Todos ganan: las primeras se adaptan a los picos de actividad y los externos gozan de conciliación laboral y personal.
    ” el de flexibilidad interna a sus empleados y el de estructura en red. “No somos flexibles porque esté de moda, sino para captar y retener talento. A la gente joven le importa cada vez menos el salario y más la compensación intangible”, dice Josep Ginesta,. Los elementos intangibles se basan en libertad completa de horarios, teletrabajo y disponibilidad del 20% del tiempo para tareas no relacionadas con el puesto.
    “Nuestro modelo es virtual, lo que importa es tener staff directivo interno capaz de gestionar la red”.
    Flexibilidad… ¿y riesgo?
    Una prueba de la tendencia hacia las estructuras laborales flexibles es la progresiva utilización. Se trata de ejecutivos con sólida experiencia contratados sólo durante unos meses para resolver necesidades urgentes como salidas a Bolsa, compras o reestructuraciones. A falta de talento interno para tomar las riendas, se acude a expertos externos.
    Las ventajas son directas: flexibilidad, menor coste y posibilidad de reaccionar al instante ante una situación crítica. es una respuesta viable a la volatilidad del entorno. “Los empleados internos no siempre valen para determinadas tareas. Si hay que cambiar de estrategia, lo importante es encontrar la persona que sepa hacerlo”, dice.
    Sin embargo, encomendar funciones clave de gestión a un externo puede ser arriesgado. una de las labores más importantes de un manager es entender la problemática de la gente en la empresa. Eso requiere una relación muy intensa con los empleados. “

  12. libro: MISERIAS DEL PRESENTE Y RIQUEZA DE LO POSIBLE

    POR: HUANES URBANO RICARDO

    Gorz analiza las transformaciones del capitalismo en los últimos años e interpreta como han surgido nuevos modelos de trabajo, después de la crisis del modelo fordista que le han permitido seguir con la acumulación de capital. Con el agotamiento de ese modelo, arrastrado por la saturación del mercado interior y la caída brutal del rendimiento de la inversión, el capitalismo se desvinculó de un Estado providencia que no tenía nada que aportarle. Esto provoco un éxodo de los capitales. Básicamente plantea que las políticas del estado social establecían más inconvenientes que ventajas para el desarrollo del capitalismo ante la amenaza de la socialización o la estatización que frenaba la extensión de los mercados internos. La dinámica del capital buscaba movilidad y flexibilidad con el objetivo de tener competitividad y restablecer la gobernabilidad. El resultado de esta tendencia es la globalización y la ruptura entre los intereses del capital y los del Estado-nación.

    Las economías entran en un proceso de desnacionalización generando al mismo tiempo, por un lado, una burguesía globalizada, neoliberal ideológicamente y por el otro, sectores precapitalistas y parte de los sindicatos. En este marco, el autor plantea que la resistencia a la globalización del capital transnacional se debe centrar en otro tipo de globalización basada en una concepción solidaria. Las sociedades creadas por el fordismo han venido desapareciendo y dando paso a “no-sociedades”, en las cuales un pequeño estrato dominante se ha apropiado de la mayor parte del excedente de riqueza. En ausencia de algún proyecto político alternativo, la desintegración social y la desesperanza individual han prevalecido.
    La renovación productiva ante la demanda más variada generó la necesidad de romper con los esquemas rígidos del fordismo. La respuesta que buscó el capital estuvo centrada en una mayor autonomía obrera con el objetivo de lograr flexibilidad de productividad bajo los ritmos de la demanda. Polivalencia, “participación” para proponer mejoras y trabajo colectivo son los nuevos modelos que requiere el capitalismo para remontar los bajos niveles de producción. Las empresas le ofrecen a los trabajadores pertenencia e identidad exclusiva basada en la concepción de la fábrica integrada, sin antagonismos sociales, que retornan a relaciones previas a la modernidad. Sin embargo, las intenciones empresariales no se llevan a cabo porque el trabajo se percibe como una opresión totalitaria y los trabajadores responden con el repliegue y la falta de compromiso subjetivo.

    El toyotismo, sistema de desconcentración de las responsabilidades de la producción la colectividad del trabajo hasta límites efectivos, maestros de su organización pero sin embargo contables de los objetivos a alcanzar, ha devenido el modelo a seguir. En teoría, tal sistema puede desembocar en una autonomización como en una alienación suplementaria de los asalariados. La mundialización, la reingeniería, que reduce el número de empleos necesarios para un mismo volumen de producción, y la externalización hacen bascular la relación de fuerzas a favor del capital.
    Gorz rescata la posibilidad de trabajar de manera discontinua, de combinar el trabajo/empleo con actividades diversificadas; esta situación está basada en el retraso de la política respecto a la evolución de las mentalidades. Es entonces, es en la política donde está la clave problemática y su posible solución, proponiendo una sociedad que desplace la producción del lazo social hacia las relaciones de cooperación, reguladas por la reciprocidad y la mutualidad, no por el mercado y el dinero.

    Gorz centraliza el problema en la distribución de riquezas para cuya producción el capital emplea un número cada vez más reducido de trabajadores, siendo el poder sobre el tiempo lo que está en juego, apostando a la posibilidad que tiene la autonomía de las personas de desarrollarse independiente de la necesidad que tengan las empresas. La búsqueda de caminos de salida está basado en liberar el pensamiento y la imaginación de los lugares comunes ideológicos dominantes, percibir que el propio capitalismo destruye las bases de su existencia y produce las posibilidades de superación y llevar al máximo posible la diferencia entre sociedad y capitalismo, extendiendo los espacios y los medios que permiten la producción de sociabilidades alternativas, modos de vida, cooperación y actividades sustraídas a los dispositivos de poder del capital y el Estado.

    La posibilidad de un más allá de la sociedad capitalista está inscripta en la evolución de ésta, a partir de proponer una serie de políticas que garanticen a todos un ingreso suficiente, combinando la redistribución del trabajo y el dominio individual y colectivo del tiempo, y favoreciendo nuevas formas de cooperación y de intercambio por los cuales los lazos sociales y de cohesión social se crean más allá del salariado. Gorz propone devolver contra el capital la situación que el mismo a si mismo creó, y transformar la generalización de la precariedad en la generalización del tiempo elegido.

  13. Lo mejor en este caso, parece ser, seguir el hilo y si el dispositivo nos dice: dejar respuesta, evidentemente, pueden preparar su texto en un archivo aparte y colgarlo en el dispositivo pegándolo.

    Suerte y animo con el trabajo.
    Luis M. Arias
    Profesor de S del T
    En huelga de celo hoy 19 de agosto de 2009

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s