Apenas el 0,084% del presupuesto va a cultura en el Perú



imagesLa Unesco recomienda que países inviertan mínimo el 1%. Proyecto para crear ministerio de cultura se debatirá el martes 10 en el congreso. Garantiza un mayor presupuesto, la cercanía necesaria para una mayor coordinación con el Poder Ejecutivo, el fortalecimiento del liderazgo de las instituciones culturales públicas. Por todo ello, llevar la cultura a la mesa del Consejo de Ministros es una propuesta con la que todos los expertos están de acuerdo. Según explica el sociólogo Santiago Alfaro, el proyecto de ley de creación, organización y funciones del ministerio de cultura —presentado al Congreso por el Ejecutivo— complementaría la propuesta presentada años atrás por la congresista Elvira de la Puente, durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo, la cual pedía la creación de un ministerio de cultura, ciencia y tecnología.

“Es necesario que el sector cultural tenga un rango ministerial autónomo y específico, independiente de la tecnología y del turismo”, explica el profesor del Diploma en Gestión de Empresas e Iniciativas Culturales de la Pontificia Universidad Católica. Entre los mayores aciertos del proyecto, Alfaro señala la disposición del proyectado portafolio de convertirse en un órgano coordinador con ministerios como el de Relaciones Exteriores para definir la política cultural exterior, y con las carteras de Educación y de Comercio Exterior y Turismo para conciliar intereses específicos. El especialista destaca en el proyecto, además, la existencia de dos viceministerios, uno dedicado a la conservación del patrimonio cultural y otro a la promoción de la cultura. Ciertamente, un ministerio de cultura puede ser el primer paso para que el Perú empiece a tomar en cuenta las recomendaciones de la Unesco, que ha propuesto a los estados la meta de separar el 1% de sus presupuestos para la cultura. “Actualmente, lo que recibe el INC es solo el 0,084% del presupuesto nacional. La creación del ministerio de cultura debería conllevar una ampliación de los fondos que se le ha otorgado históricamente al sector cultural”, alerta Alfaro. Para Luis Lumbreras, arqueólogo y ex director nacional del INC, la idea de crear un nuevo ministerio resulta indispensable, a fin de elevar el nivel en el cual se definen las acciones del Estado en relación a la cultura. Sin embargo, si el proyectado ministerio no forma parte de una reforma seria del Estado, se estará corriendo el riesgo de simplemente juntar instituciones culturales en crisis bajo un solo membrete. “No podemos constituir un ministerio sobre la base de organismos pordioseros, que lo único que hagan sea solicitar un incremento de sus presupuestos”, explica. Para el investigador, este proyecto de ley nos da la oportunidad de pensar una propuesta integradora, como en su momento lo hizo Francia, el primer país en contar con un ministerio de cultura, el cual se ha convertido en un paradigma para el mundo. En ese sentido, Pierre Fayard, consejero cultural y de cooperación de la Embajada de Francia, apunta que el ministerio creado por De Gaulle después de la Segunda Guerra Mundial no habla de “la cultura” a secas sino de “las industrias culturales”. “Eso quiere decir que la cultura es también un negocio en el buen sentido de la palabra.

La cultura no es solo lo que viene de los romanos en Francia o de la Edad Media o Notre Dame en París o de las obras de Ingres y de Picasso. La cultura por definición es algo vivo. Es un puente que incluye el patrimonio, pero también el presente y el futuro”, apunta Fayard.

TEMAS PARA DISCUTIR A pesar de las críticas que alertan del gasto que significaría un nuevo ministerio, para Daniel Alfaro se trata de una inversión justificada, pues el sector cultural no es solo importante en la construcción de identidades regionales y nacionales, sino por la generación de divisas que genera y se reflejan en el crecimiento del producto bruto interno. “Puede generar suspicacias el hecho de que este proyecto sea formulado por un gobierno que en general no ha diseñado programas de protección o promoción del sector cultural. Pero eso no invalida la importancia de este proyecto y la necesidad de que se apruebe en el Congreso”, añadió. Así, la efervescencia cultural que hoy vivimos en el país, y que tiene como mejor ejemplo el despegue de la gastronomía nacional a través de una feria como Mistura, podría darse en muchas otras manifestaciones. Un ministerio es clave para asegurar el impulso que necesitan.

LA CIFRA S/.217 mlls. Es el presupuesto del Gobierno Central asignado al Instituto Nacional de Cultura para el año fiscal 2010. La cifra incluye la gestión de proyectos y gastos corrientes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s