Los españoles dicen: “tienes razón, pero vas preso”

 Lima, 25 Noviembre 2009

  
 Sr. Javier Villa Stein
 Presidente de la Corte Suprema de Justicia
 Lima
  
 Me veo en la obligación de enviarle esta carta abierta,  en aras del debido proceso y la  transparencia en la administración de Justicia.

   La Quinta Sala Penal de la Corte Superior de Lima, con resolución del 14 de Octubre,  recibida el 16 de Noviembre del 2009, establece mi inocencia y me absuelve  en el  caso de la Querella interpuesta contra el suscrito por Pedro Pablo Kuczynski en el  supuesto delito contra el Honor -difamación agravada con medios de prensa.

   La Resolución de la Corte Superior, invocando una sustantiva urisprudencia de la  Corte Suprema, del Tribunal Constitucional,  y de la Corte Interamericana de Derechos  Humanos, sobre asuntos referidos a la libertad de expresión y prensa, y fiscalización de  asuntos públicos, señala, citando a la Corte Interamericana de Derechos Humanos,  que  “es lógico y apropiado  que las expresiones concernientes a funcionarios públicos o
 a otras personas que ejercen funciones de una naturaleza publica deben gozar, en  los términos del articulo trece punto dos, de la Convención, de un margen de  apertura a un debate amplio respecto de asuntos de interés publico, el cual es  esencial para el funcionamiento de un sistema verdaderamente democrático.  Esto no  significa, de modo alguno, que el honor de los funcionarios públicos o de las personas  publicas no deba ser jurídicamente protegido, sino que este debe serlo de manera  acorde con los principios del pluralismo democrático”.

   Tras un amplio estudio del expediente, señala que mis declaraciones y publicaciones   “no tiene animo de mellar el honor del querellado, sino de emitir opinión y juicios de  valor respecto a la actuación del querellado en su calidad de Ministro, cargo publico  que conforme se ha señalado justifica ser criticado mas ampliamente que el común  denominador de los ciudadanos, mas si están referidos a aspectos como – concesión de  puertos y exportación de gas peruano, pago de indemnizaciones a cargo del Estado-
 que resultan ser de interés publico”. Establece que “no se aprecia intención de parte del  querellado de mellar el honor del querellante, esto es, animus difamando, en el  procesado, por lo que corresponde al caso absolverlo de los cargos imputados”.

   De esta forma, es la segunda sentencia absolutoria a mi favor,  en una Querella interpuesta en abril del 2006, cuando el Querellante era Presidente del Consejo de  Ministros. Mi primera sentencia absolutoria fue el 07 de Mayo del 2007, dictada por el  Juez de Primera Instancia. Ante la apelación del Querellante, la Corte Superior el 17 de  Septiembre del 2007 declaro nula dicha sentencia absolutoria,  y luego la Corte  Suprema ordena volver la causa a un juez de reenvío, indicando que para corregir un  aludido error de procedimiento. El Juez Suplente del 40 Juzgado Penal, vulnerando
 procedimientos que he criticado oportunamente, emitió nueva sentencia, variando  totalmente la anterior, esta vez condenatoria, en Junio del 2009, la que, ciertamente,  apele con amplia fundamentacion.

   Teniendo a mi favor dos sentencias absolutorias, de Primera Instancia (2007) y de la  Corte Superior (2009), tras 3 años y 9 meses de iniciada la Querella, ahora Pedro Pablo  Kuczynski ha interpuesto apelación ante la Corte Suprema. Persiste se me condene por  un delito inexistente, afectando la libertad de expresión y de prensa, y mis derechos  ciudadanos básicos. En un libro que he publicado  (“La Republica Lobbysta”, 2009),  y  en los procesos de investigación en el Congreso, la Fiscalia y el Poder Ejecutivo, los  asuntos públicos que he venido tratando se han ampliado y profundizado, lo que tiene  su cauce de investigación y determinación de responsabilidades.  
 Constituye posible afectación al debido proceso y a mis derechos ciudadanos, si esta  apelación se tramita cuando al mismo tiempo tanto el Querellante,  Pedro Pablo  Kuczynski, que no es abogado,  como su abogado Enrique Ghersi, son integrantes del  cuerpo de asesores del Presidente del Poder Judicial. Sin bien no están inmediatamente  asociados al procedimiento específico, es evidente que se configura una situación de
 claro desbalance entre ambas partes del proceso, ante la absoluta desigualdad en la relación institucional con los órganos de administración de la Justicia, en su más alto  nivel.
  
 Le envio esta carta, que hago publica, confiando adopte las medidas que afirmen las  garantías de los ciudadanos ante la administración de Justicia.

  
 Atentamente
  
 Manuel Dammert Ego Aguirre 
 DNI 06256174

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s