Llamamiento internacional urgente

Llamamiento internacional urgente para salvar a los profesores iraquíes

 Manifiesto y lista de firmantes

 IraqSolidaridad (www.iraqsolidaridad.org), 10 de enero, 2006
Traducido del inglés para IraqSolidaridad por Beatriz Morales
Actualización: 26-04-09

 “Esta situación es un reflejo de la ocupación en su conjunto: una catástrofe de proporciones increíbles desplegada en un clima de indiferencia criminal. Según el Derecho Humanitario internacional, Estados Unidos, como poder ocupante, es el responsable último de la protección de los ciudadanos iraquíes, incluyendo a sus profesores.”


Abdel Razak al-Naas, profesor de Información y Medios de Comunicación Internacionales en la Universidad de Bagdad, asesinado en su coche en el campus de esta universidad el pasado 28 de enero

Un aspecto poco conocido de la tragedia que asola Iraq es la sistemática liquidación de los profesores del país [1]. Aún siguiendo cálculos conservadores, más de 250 docentes han sido asesinados y otros muchos cientos han desaparecido. Con miles de ellos que huyen del país por temor a perder la vida, Iraq no sólo está sufriendo una importante fuga de cerebros sino que la clase profesional laica del país -que se ha negado a ser cooptada por la ocupación- está siendo diezmada, con las trascendentes consecuencias que esto tiene para el futuro de Iraq. Ya el 14 de julio de 2004, el veterano corresponsal Robert Fisk indicaba desde Iraq:

 “El personal universitario sospecha que existe una campaña para privar a Iraq de sus profesores, para completar la destrucción de la identidad cultural del país que empezó en el momento en que el ejército estadounidense entraba en Bagdad.”

La oleada de asesinatos no parece partidista ni sectaria, y tiene por objetivo tanto hombres como mujeres, y abarca todo la extensión del país. Es indiscriminada en relación a las especialidades: entre los muertos hay profesores de Geografía, Historia y Literatura árabe, así como de Ciencias.

 Según NNUU aproximadamente un 84% de las instituciones de educación superior de Iraq ya han sido quemadas, saqueadas o destruidas. El sistema educativo iraquí era uno de los mejores de la zona; uno de los mayores logros del país era el buen nivel educativo de su pueblo.

 Esta situación es un reflejo de la ocupación en su conjunto: una catástrofe de proporciones increíbles desplegada en un clima de indiferencia criminal. Según el Derecho Humanitario internacional, Estados Unidos, como poder ocupante, es el responsable último de la protección de los ciudadanos iraquíes, incluyendo a sus profesores.

 Con esta petición queremos romper el silencio.

 – Hacemos un llamamiento a las organizaciones que trabajan para hacer respetar o defender el Derecho Humanitario internacional para que incluyan estos crímenes en sus agendas.

 – Pedimos que se emprenda inmediatamente una investigación independiente internacional para probar estos asesinatos extrajudiciales. Esta investigación deberá examinar también el aspecto de la responsabilidad para identificar claramente a los culpables de esta situación. Hacemos un llamamiento al relator especial sobre Ejecuciones Sumarias del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas de Ginebra para que actúe en tal sentido.

 Un llamamiento a actuar para salvar a los profesores iraquíes

 1. Hacemos un llamamiento a todas las personas, especialmente a profesores y estudiantes, para que ayuden a acabar con el silencio que rodea el actual crimen de asesinato de los profesores iraquíes y la destrucción de la infraestructura educativa iraquí, y a apoyar el derecho y esperanza de los profesores de vivir en un Iraq independiente y democrático, libre de la ocupación y de la hegemonía extranjera.

 2. Urgimos a las instituciones y organizaciones académicas a declarar su solidaridad con sus colegas iraquíes.

 3. Urgimos a los profesores a forjar vínculos entre los educadores iraquíes, tanto en el exilio como dentro de Iraq, y las universidades de todo el mundo.

 4. Urgimos a las organizaciones de estudiantes a establecer relaciones con las organizaciones de estudiantes de Iraq.

 5. Urgimos a los educadores para que movilicen a sus colegas y ciudadanos preocupados para que secunden la causa de la salvación de la riqueza intelectual iraquí organizando seminarios, coloquios y forums acerca de la difícil situación de los profesores iraquíes.

 Los profesores e intelectuales del mundo deben actuar ahora para salvar las vidas de sus colegas en Iraq.

 Esta petición ha sido lanzada por el Tribunal BRussells (Bélgica) en colaboración con la Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq (CEOSI) y suscrita por la Sesiones portuguesa y alemana del Tribunal Internacional sobre Iraq, el Comité Sueco contra la Guerra e International Action Center (EEUU), así como por la Asociación Internacional de Estudios sobre Oriente Medio (IAMES, en sus siglas en inglés), la Asociación Alemana de Estudios sobre Oriente Medio (DAVO, en sus siglas en alemán) y la Asociación Europea de Estudios sobre Oriente Medio (ENRAMES, en sus siglas en inglés).

 La Universidad Autónoma de Madrid, en el marco de la iniciativa Tribunal Internacional sobre Iraq y en colaboración con la CEOSI, albergará en abril de 2006 un seminario internacional sobre el asesinato de docentes universitarios en Iraq.

 Primeras personalidades internacionales firmantes [selección]

 Noam Chomsky, catedrático del Massachusetts Institute of Technology, EEUU.
Tony Benn, ex diputado laborista y presidente de Stop the War Coalition, Reino Unido.
Eduardo Galeano, escritor, Uruguay.
Hans von Sponeck, ex asistente del secretario general de NNUU y director del programa “Petróleo por Alimentos” entre 1998-2000, Alemania.
Howard Zinn, professor y escritor, EEUU.
John Pilger, periodista y documentalista cinematrográfico, Reino Unido/Australia.
Curtis F. J. Doebbler, jurista.
François Houtart, director de Tricontinental Center (Cetri), Bélgica.)
Immanuel Wallerstein, catedrático de la Universidad de Yale, EEUU.
Michel Chossudovsky, catedrático de Economía de la Universidad de Ottawa y director del Centre for Research on Globalization, Canadá.
Raymond W. Baker, presidente de IAMES (International Association of Middle East Studies).
Guenter Meyer, Centre for Research on the Arab World, Universidad de of Mainz, Alemania.
Tareq Ismael, catedrático de Ciencias Políticas de la universidad de Calgary, Reino Unido.
Jan Fermon, abogado, Progress Lawyers Network, Bélgica.
Dahr Jamail, periodista, EEUU.
Bert De Belder, coordinador de Medical Aid for the Third World, Bélgica.

Los premios Nobel de Literatura de 2004 y 2005, John M. Coetzee (Sudáfrica) y Harold Pinter (Reino Unido), respectivamente, la escritora Naomi Klein (Canadá), Richard Falk (catedrático de la Universidad de Princeton, EEUU) y Tony Negri (catedrático de Teoria del Estado, Italia) unen sus firmas a las de Noam Chomsky, Tony Benn, Eduardo Galeano, Hans von Sponeck, Howard Zinn, John Pilger, François Houtart, Immanuel Wallerstein y Michel Chossudovsky, entre otros, en el manifiesto internacional en apoyo a los profesores y profesoras iraquíes, que puede ser suscrito en el e-Mail de la CEOSI: iraq@nodo50.org

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s