General Motors. Llega el reestructurador. Sandro Pozzi, El País – Negocios del 15/08/2010

En el universo corporativo estadounidense, el sector en el que un ejecutivo forja su carrera puede ser un plus. Pero no un factor determinante. Basta con ver los movimientos en la nueva General Motors, donde sus dos últimos gestores forjaron su reputación como hombres de negocios en el sector de las telecomunicaciones. Nada que ver con el mundo del motor.

Ed Whitacre, el ex consejero delegado de AT&T, anunció el jueves por sorpresa que el puesto de piloto lo pasa a Dan Akerson, ex consejero delegado de XO Communications y Nextel antes de la fusión con Sprint. Dos grandes figuras de la nueva industria de la información, contratadas para reflotar el sector que hace un siglo fue pionero en el concepto de gestión empresarial y que en la última década quedó anquilosado en el pasado.

Whitacre simplificó durante los últimos nueves meses la estructura de GM y marcó el nuevo curso de la compañía, controlada en un 61% por el Tesoro de EE UU. Y ahora es a Akerson al que toca dar continuidad a su trabajo, cuando asuma el puesto de consejero delegado el 1 de septiembre. No es una elección casual. A sus 61 años de edad, este ejecutivo formaba parte del consejo de administración de GM desde julio de 2009, cuando la compañía emergió de la suspensión de pagos. Desde entonces, como representante del fondo de capital riesgo Carlyle Group, estuvo comprometido de forma activa en las decisiones para resucitar al mayor fabricante de coches de EE UU.

Es un gestor con mucha experiencia en la reestructuración de empresas, y al que le describen como agresivo competidor, de los que no se andan con tapujos cuando hay que tomar decisiones. Pero sobre todo sabe de dinero. Una baza importante.

GM necesita que los inversores vuelvan a creer y confiar en el futuro de la compañía. Para ello, el gigante de Detroit necesitaba tener bien definido el equipo de gestión, para dar una imagen lo más clara y estable posible antes de su retorno a Wall Street en otoño. Además de las dos compañías de comunicaciones antes citadas y de la reputada firma financiera, presidió General Instruments y ocupa un puesto en el directorio de American Express.

A pesar de su perfil, los analistas ven su punto débil en el hecho de que no tenga experiencia en un gigante industrial como GM. Lo mismo se dijo de Whitacre en enero, que seguirá de presidente. Akerson será el cuarto líder de la firma en 15 meses.

© EDICIONES EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España] – Tel. 91 337 8200

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s