Día Internacional de la Mujer. Por: Manuel Benza Pflücker

Día Internacional de la Mujer Huacho, 08.03.11

Manuel Benza Pflücker

Hoy, 8 de marzo del 2011 se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Muchos vinculan la fecha a las indudables cualidades de las mujeres, todas ellas de suma importancia: ternura; capacidad de sacrificio por su familia; trabajo en el hogar y, al mismo tiempo, para aportar al presupuesto familiar; afán de superación a pesar de las barreras culturales y políticas de una sociedad machista,  etc.  Siendo todo ello muy ponderable,  la conmemoración se origina en una fecha en la que resalta la bravura de la participación política de la mujer para conquistar mejores condiciones laborales,  derecho al sufragio y mayor justicia social.

La conmemoración al “Día Internacional de la Mujer Trabajadora” fue institucionalizada en la Segunda Conferencia de la Segunda Internacional Socialista el 27 de agosto de 1910 en Copenhague  (Kopenhagen, capital de Dinamarca) a propuesta de Clara Eissner,  alemana, cuyo apellido de casada fue luego más conocido por los historiadores,  Clara Zetkin.  Ella fue una extraordinaria luchadora social varias veces sometida a prisión por gobiernos alemanes de entonces y militante,  en ese momento, del ala izquierda del SPD,  Partido Social Demócrata de Alemania (Sozialdemokratische Partei Deutchlands) junto a Rosa Luxemburg,  polaca nacionalizada alemana.  Ambas fundaron luego el KPD  (Partido Comunista Alemán).  La fecha del “Día Internacional de la Mujer Trabajadora”  no se decidió inicialmente por dicha Conferencia,  como muchos historiadores y periodistas suelen afirmar.  La primera celebración del Día de la Mujer Trabajadora se realizó el 19 de marzo de 1911 en Alemania,  Austria, Dinamarca y Suecia,  participaron más de un millón de mujeres exigiendo derecho a ejercer cargos públicos,  al voto,  al trabajo igualmente remunerado que el varón,  a la formación profesional de acuerdo a la propia vocación de cada mujer y al fin de todo tipo de discriminación laboral.  Fue recién en el año 1917,  como resultado de la lucha de las mujeres rusas en el marco del proceso que devino luego en el triunfo de la Revolución Soviética, que se impuso la fecha 8 de marzo para conmemorar el Día de la Mujer Trabajadora.  El hecho central de protesta de las mujeres rusas se produjo un 23 de febrero según el calendario juliano utilizado en Rusia,  que corresponde al 8 de marzo de nuestro calendario gregoriano.  Cuatro días después de la huelga de las mujeres rusas renunció el zar concediéndoles antes el derecho al sufragio.

En el Año Internacional de la Mujer (1975) la Organización de las Naciones Unidas declaran al 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer justificando la fecha como un homenaje a las 129 obreras de la fábrica Cotton de New York que murieron quemadas  en su centro laboral por orden de su dueño cuando realizaban una huelga pidiendo 8 horas de trabajo y mejores salarios.  Tal versión es repetida por cientos de autores y,  por último,  por los servicios de google.  Lo cierto es que investigaciones recientes de Mari Jo Buhle,  en Women and American Socialism 1870-1920, prueban que no hubo tal incidente en la fábrica Cotton y que más bien el 25 de marzo de 1911 se produjo el incendio del Edificio Ash en New York donde funcionaba la Triangle Shirtwaist Company (que producía blusas), falleciendo 146 mujeres, en su totalidad entre 16 y 23 años,  en su mayoría inmigrantes judías,  empresa perteneciente a Max Blanck y a Isaac Harris.  Las jóvenes estaban en huelga por salarios y mejores condiciones laborales. Trabajaban 9 horas de lunes a viernes y 7 ½ horas los sábados.  Fue precisamente el sábado 25 de marzo que el fuego arrasó varios pisos del edificio donde trabajaban más de 500 obreras con el saldo trágico mencionado.  Nunca se supo cual fue el origen del fuego pero estaba claro que las condiciones de escape no eran adecuadas. La huelga de las obreras del Triangle era una acción que se daba en el contexto de huelgas de más de 20,000 obreros textiles (en su mayoría mujeres) desde 13 semanas antes en la zona de East Side.  Según las historiadoras Liliane Kandel y Francois Picq el mito de la fábrica Cotton fue fabricado por intereses norteamericanos que deseaban que la fecha conmemorativa de la mujer trabajadora no se asocie con la acción de los socialistas y comunistas. La conmemoración y/o celebración del Día Internacional de la Mujer nos debe conducir a una reflexión política antes que a una celebración social.  ¿Cual es la condición laboral de la mayoría de las mujeres en el Perú?  ¿No es acaso muy parecida a la que combatieron europeas y norteamericanas hace exactamente un siglo?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s