“La popularidad de Humala responde a una antigua tara social: la tentación autoritaria”. F.G. / J.C. – El País – Lima 09/04/2011

 

Alonso Cueto (Lima, 1954) es uno de los más renombrados escritores peruanos. De una generación posterior al Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, Cueto se popularizó en España por su novela La hora azul (Premio Herralde en 2005), un libro basado en la historia real de un militar a cargo de un cuartel en Ayacucho, durante la guerra contra Sendero Luminoso, que convivió con una prisionera hasta que ella huyó. Más tarde, su obra El susurro de la mujer ballena quedó finalista en 2007 del premio Planeta-Casa de América.

Afable y buen anfitrión limeño, Cueto intenta responder tres preguntas clave para entender el proceso electoral que vive Perú.

– ¿Cuáles son las principales mejoras de Perú en estos años de apertura económica?

– La principal mejora es que la gente ya no percibe que su destino está fijado por las condiciones sociales de su nacimiento. En ese sentido la sociedad peruana se ha flexibilizado. Los últimos años abundan en historias de éxito de emprendedores de origen muy pobre que progresaron económicamente. Algunos de ellos incluso llegaron a alcanzar un poder político. Un ejemplo es la vida del expresidente Toledo. Pero esta conciencia de la movilidad ha creado también unas expectativas que antes no existían. Hoy los más pobres son más conscientes de su pobreza pues conviven con el progreso de otros y la mayor opulencia de las clases altas. En ese sentido, creo que el resentimiento ha aumentado. El Perú sigue siendo una sociedad dramática, marcada por traumas históricos y el de la desigualdad tiene raíces muy antiguas.

– ¿Por qué cree que Humala lidera las encuestas en intención de voto para la primera vuelta que se celebra hoy?

– “Humala ha captado el voto de un gran sector que sigue viviendo en la pobreza pero creo que su popularidad se debe también a una antigua tara social que reaparece de un modo cíclico: la tentación autoritaria. En un país de poca visión histórica como Perú, seguimos pensando que la elección de un padre autoritario va a traer un beneficio inmediato. Por más que la historia desmienta esta ilusión, la cultura social en la que vivimos la alimenta. Humala es un caudillo que se inscribe en una tradición de caudillos”.

– ¿Cuáles son las asignaturas pendientes de la democracia peruana?

– “La democracia peruana no tiene partidos porque nuestra sociedad no ha creado instituciones. La historia latinoamericana ha producido grandes individuos (grandes artistas, por ejemplo), pero no grandes instituciones. Por eso no hay partidos políticos que agrupen a candidatos de la misma orientación ideológica. El hecho de que haya habido cinco candidatos con posibilidades en esta elección muestra que seguimos siendo una sociedad que se basa en el culto a la personalidad. Salvo en el caso del APRA, cuando el lider de un partido político peruano desaparece, el partido también. Este es un tema social y cultural, no político. Mientras no resolvamos nuestros problemas sociales y culturales, la política seguirá estando llena de líderes que prefieren el bien de su grupo antes que el de su país”.

© EDICIONES EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España] – Tel. 91 337 8200

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s