Mocha y los fujimoristas. Por: Carlos Reyna. La República, 5/10/2011

Por: Carlos Reyna

Una respuesta seria a casos como el de los niños fallecidos en el poblado cajamarquino de Redondo tendría que ir desde los aspectos más inmediatos hasta los temas más de fondo que lo enmarcan.

Los exámenes forenses realizados han encontrado intoxicación con plaguicidas carbámicos. Una investigación tendrá que determinar cómo se contaminaron los alimentos, así como las responsabilidades respectivas.

Pero, a nivel institucional, ¿un programa de donación de alimentos debe tener una estructura centralizada como el PRONAA? ¿Tiene el programa los recursos para capacitar a todos sus operadores de campo?

A nivel estructural, ¿por qué sigue habiendo tanta familia que necesita alimento donado para sobrevivir mientras otra parte del país crece y se solaza de su gastronomía? Entre madres y niños, el PRONAA tiene hoy 3 millones de beneficiarios en más de 1.800 distritos.

Estos temas no figuran hoy en día en el interés central de la bancada fujimorista. Su meta hoy es aprovechar la circunstancia para derribar a la ministra Aída García Naranjo, aduciendo una presunta insensibilidad de ella frente al caso.

Un partido como el fujimorista quizá sea el menos legitimado para dar lecciones sobre sensibilidad. Se podría narrar mucho de cómo sus líderes tuvieron almas blindadas cuando manejaron el Estado.

Por ahora basta recordar esa frase de Rafael Rey, candidato a la vicepresidencia, el lugarteniente de Keiko, en relación a las esterilizaciones forzadas de mujeres campesinas: “No fue contra su voluntad sino sin su consentimiento”.

A dos meses de haber asumido el MIMDES, Mocha García Naranjo y su equipo tenían sus energías empeñadas en lograr un compromiso más integral y profundo de todo el Estado, y no solo de su sector, con las mujeres y los niños.

En la trayectoria de la ministra son visibles tres cosas: auténtico compromiso con las mujeres populares, destacada vocación artística y disposición a pelear por sus opciones. Por eso fue de las polemistas más eficaces contra el fujimorismo en la segunda vuelta electoral.

Keiko y sus amigos han decidido aprovechar la tragedia de Redondo para pedir la cabeza de Mocha. Lo que pesa en ellos es su decisión de ser una oposición vengativa y destructora, no tanto la solución a los problemas del PRONAA ni del país.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s