¿A QUIÉN IMPORTA LOS NIÑOS SECUESTRADOS POR SENDERO LUMINOSO EN EL VRAE? Por: Arturo Manrique Guzmán

Lunes, 23 de abril de 2012

Sendero Luminoso siempre utilizó cobardemente a los niños y niñas para sus propósitos. “Pioneros” los llaman, en alusión a los niños pioneros de la “Revolución Cultural” china; pero el pionero (pioneer) –término que, en su origen, se confunde con el de emprendedor (entrepreneur)- es el que se anticipa, el iniciador, la “sangre nueva” de la revolución, el que encarna los “nuevos valores”. Es, por tanto, al que hay que cuidar, porque lleva en germen la “nueva sociedad”. ¿Sendero Luminoso hace eso? Nunca hizo eso. Ni antes, ni ahora.

 Los niños son la “carnada” de la revolución para Sendero Luminoso. Son objetos, no “sujetos de la revolución”. Por eso, los envían en primera línea, como “carne de cañón”, para combatir a las fuerzas del orden, como ocurrió en la emboscada de Sanabamba y el ataque contra la base de la DIROES de San José de Secce, departamento de Ayacucho, en el 2,009. Recuerdo bien el caso de un “niño bomba”, que Sendero utilizó en Huanta, para atacar un puesto policial, allá por los años ‘80s. ¿Está documentado este hecho? Seguramente que sí, en los archivos periodísticos; pero no recuerdo que haya registro de este caso en la Comisión de la Verdad, entre otras cosas, porque este niño no tenía familiares que den testimonio de su caso.

 Sendero Luminoso también exterminó cruelmente a los “niños verdes del Huallaga”. Estos eran huérfanos de las matanzas que había entre narcotraficantes de las zonas y que luego eran utilizados por las mafias locales para experimentar con estupefacientes. Cuando Sendero Luminoso entro al Huallaga, entre 1,986 y 1,987, exterminó a estos niños. Este caso tampoco aparece registrado por la Comisión de la Verdad, porque sencillamente estos niños no tenían familiares que den testimonio por ellos y los “investigadores” de la CV no se ensuciaron los zapatos en los tiempos de la violencia y se fueron a estudiar sus postgrados al exterior; de otra manera, conocerían de estos hechos.

 Pero no sólo Sendero Luminoso usa niños en el conflicto armado. Entre el 2,003 y el 2,008, según la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), 105 niños fueron reclutados como soldados por las FF.AA. y tres murieron en enfrentamientos con Sendero Luminosos, en el VRAE, la mayoría de ellos de origen amazónico y andino. Estos hechos fueron presentados por la CNDDHH a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su 138º periodo de sesiones, junto con el caso de los niños secuestrados (¿reclutados?) por Sendero Luminoso[1]. Cabe precisar, sin embargo, que lo que en las fuerzas del orden puede ser un caso de negligencia funcional, en Sendero Luminoso es un hecho sistemático, situación que no ha sido adecuadamente ponderada por la CNDDHH al abordar este tema.

 En el VRAE, según UNICEF[2], el 92% de la población es pobre y el 46.8% es pobre extremo. La  población está conformada mayormente por migrantes andinos, que en su gran mayoría se dedican al cultivo de la hoja de coca; pero también existen grupos indígenas, Asháninkas y Matsigenkas, que -a diferencia de los primeros- sienten un mayor apego a la tierra. El 45.9% de la población del VRAE es menor de 14 años y el 9% tiene entre 15 y 19 años. El 82% de los menores entre 6 y 17 años trabaja en la chacra o en el hogar y alrededor del 15% han tenido algún accidente laboral relacionado con el cultivo o procesamiento de la hoja de Coca. A ello hay que agregar las altas tasas de violencia familiar, abuso sexual a menores y embarazo adolescente que se registran en la zona. La violencia de Sendero Luminoso hacia los niños es solo un ingrediente más en este cuadro de violencia, pobreza y exclusión social que padecen los niños del VRAE; pero no por ello deja de ser relevante y urgente la necesidad de ponerle coto, de una vez por todas.

El Presidente Ollanta Humala ha dicho que el Gobierno hará todo lo posible para “rescatar a todos los niños que están siendo explotados por la insania terrorista con la complacencia de sus padres” y, curiosamente, ha dado estas declaraciones en la presentación del Nuevo Plan Nacional de Acción por la Infancia y la Adolescencia 2,012 – 2,021[3], en el distrito de San Juan de Lurigancho. Si uno lee el Plan, además de generalidades, no encuentra una sola línea que le dedique a este problema, es decir, los niños secuestrados y explotados por Sendero Luminoso no aparecen en el diagnóstico como problema y menos en las acciones programadas para atender a la niñez “en riesgo” o vulnerable. Así de sencillo.

 ¿A quién le importan los niños secuestrados por Sendero Luminoso en el VRAE? Más allá de las declaraciones del Presidente, en parte para salir del paso, al parecer a nadie más le importa. En todo caso, haría bien el Gobierno en darle prioridad a este tema; lo que obviamente pasa por la derrota de Sendero Luminoso en el VRAE, para rescatar y proteger la vida de los niños secuestrados. Tarea nada fácil; pero tampoco imposible.

 AMG

23 / 04 / 2,012

 [1]Véase al respecto el documento: “Niños utilizados como soldados en el Perú. Informe presentado a la a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su 138º periodo de sesiones”. Save The Children – CNDDHH, 2,010. Documento disponible en: http://www.savethechildren.org.pe/web/upload/archivos/archivo_149.pdf

[2]UNICEF. “Niños en Zonas Cocaleras. Un estudio en los valles de los ríos Apurímac y Alto Huallaga”. Lima – Perú, 2,008. Documento disponible en: http://www.unicef.org/peru/spanish/peru_unicef_ninoszonascocaleras.pdf

 [3]MIMP. “Plan Nacional de Acción por la Infancia y la Adolescencia 2,012 – 2,021”. Lima – Perú, 2,012. Documento disponible en: http://www.mimp.gob.pe/files/DIRECCIONES/DGFC/DINNA/Plan_Nacional_PNAIA_2012_2021.pdf

Anuncios

2 comentarios en “¿A QUIÉN IMPORTA LOS NIÑOS SECUESTRADOS POR SENDERO LUMINOSO EN EL VRAE? Por: Arturo Manrique Guzmán

  1. Pingback: ¿A QUIÉN IMPORTA LOS NIÑOS SECUESTRADOS POR SENDERO LUMINOSO EN EL VRAE? | Experiencia Freud

  2. Pingback: ¿A QUIÉN IMPORTA LOS NIÑOS SECUESTRADOS POR SENDERO LUMINOSO EN EL VRAE? | PSIQUE Y DOGMA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s