Marc Augé “Las redes sociales son una forma de confesar una soledad”. La República. Lunes, 05 de agosto de 2013

ANALISTA. Antropólogo francés Marc Augé hoy por hoy es uno de los estudiosos más preocupados en analizar los fenómenos sociales contemporáneos

ANALISTA. Antropólogo francés Marc Augé hoy por hoy es uno de los estudiosos más preocupados en analizar los fenómenos sociales contemporáneos
El antropólogo francés, teórico del “no lugar”, reflexiona sobre la era de las comunicaciones en las redes sociales, la importancia del lenguaje y también sobre los problemas que existen en la educación contemporánea.

Patricia de Souza
Marc Augé (Francia, 1935) es uno de los antropólogos más importantes de su generación, en la que se inscriben Fernand Braudel y Francois Furet, viajero incansable, sus críticas a la modernidad han permitido analizar algunos problemas fundamentales en nuestras sociedades contemporáneas: el individualismo, la dominación de las redes sociales, y el desconcierto general frente a una nueva forma de vivir juntos: ¿estamos al final de una etapa? Augé da una mirada escéptica y al mismo tiempo optimista a este momento de nuestra historia.  
¿Cuáles son los “no lugares” que usted define como espacios donde la identidad queda suspendida? En este tiempo el “no lugar” podría ser el espacio cibernético?
Bueno, teóricamente es ese espacio en el cual no se pueden leer las relaciones sociales, a diferencia de lo que podríamos llamar el “lugar antropológico” donde hay un acomodo inmediato entre la organización social y el espacio. Cité en un inicio ejemplos de “no lugares” empíricos, las autopistas, los espacios de consumo y los de comunicación como la televisión y el Internet. La paradoja aparente es que se supone que la comunicación pone en relación a los individuos, pero habría que saber qué entendemos por “relación”. Esta comunicación trasciende el espacio. De ahí las metáforas de los internautas que navegan y surfean sin moverse de su sitio. La relación entre uno y otro pasa por el lenguaje, por el espacio y el tiempo: se construye. En el ciberespacio el contacto es instantáneo y la identidad está enmascarada; puede procurar materia para juegos que acentúan la impresión de estar “con alguien”, pero no las relaciones. Es solo un medio, y nos servimos de él para engañar a nuestra soledad, en realidad, se trata de una ficción. El mundo cibernético no es en sí un “mundo social” sino un apéndice que debe ser cuestionado en su influencia sobre las relaciones sociales, sobre todo su relación con el poder.
Usted, como antropólogo, ha visitado muchas ciudades, Caracas, México, no sé si Lima, ¿qué le sugieren estos nuevos espacios inmensos donde la persona debería ser elemento clave, ¿estamos creando ciudades donde realmente se puede vivir, o solo fabricamos encierro y aislamiento?
No conozco Lima, aunque quisiera, pero Caracas y México sí. De manera general hay mucho qué decir sobre el mundo urbano. El mundo entero se urbaniza y he hablado de un “mundo-ciudad”. Los grandes arquitectos construyen monumentos que imponen el “color global” al “color local”, las grandes empresas internacionales son sus sucursales, imponen las mismas cadenas hoteleras en todas partes que invitan al consumo. En regla general las grandes metrópolis se convierten en “ciudades mundo”.
Justamente, este tema del “vínculo social” que se ve tan afectado en ciudades como París o Nueva York, y que empieza a manifestarse también en ciudades como São Paulo o México DF, la soledad, ¿qué nos está llevando a olvidarnos de este tema, el problema del vínculo humano, de crear lugares donde la gente se mezcle, se hable, se mire?
El hombre es un ser social que necesita de relaciones simbólicas, es decir, inscritas en el espacio y el tiempo. Frente a los problemas actuales, podemos imaginar “políticas de la ciudad” más o menos innovadoras y eficaces, también podemos interesarnos en ciertas maneras de solidaridad o de simple contacto que se ubican en los espacios urbanos: las iglesias, los restaurantes, los comercios, la imaginación popular tiene recursos inmensos. Las “redes sociales” no son más que una metáfora y no crean relaciones. Solo pueden existir si esta relación existe de antemano. Las redes sociales son por otro lado el fruto de la sociedad de consumo, además, la expresión solo esconde soledad. Obama se enorgullecía de tener miles de amigos en Facebook, es demasiado para una sola persona. Las redes sociales son una forma de confesar una soledad, un síntoma.
El lenguaje se está volviendo, liso, uniforme, pobre en símbolos, ¿qué va a pasar con el lenguaje?
Cuando hablo de relación hablo también de lenguaje. La convivencia entre la aparición del lenguaje y el sentido social que evoca Lévi-Strauss en sus libros está vigente y se puede seguir leyendo en dos sentidos: lo que amenaza a una sociedad, amenaza también a todo el conjunto. Si el lenguaje se pierde, la relación también desaparecerá. En un sentido, lengua y sociedad tienen destinos iguales. Una sociedad sin lenguaje regresaría a la barbarie.
La educación es el tema fundamental en varios países, en Chile se reclama una educación gratis, en el Perú, es un tema sensible, y es importante que se piense en una educación gratuita que forme personas autónomas, que no promueva solo los diplomas sino un verdadero aprendizaje. ¿Nos estaremos volviendo analfabetos?
La educación es o debería ser la gran utopía de nuestro tiempo, una utopía realista, una utopía en la cual los lugares sean múltiples (por todas partes, el planeta entero). La utopía de la educación reposa sobre dos principios: el único fin de la existencia humana es el conocimiento; y este fin debería poder ser compartido por todos. Sin embargo, sucede lo contrario, la desigualdad del acceso al conocimiento crece por todas partes a pesar de algunas voluntades políticas. Crece tanto en Estados Unidos, Europa, como en los países emergentes. Y sí, creo que esta adhesión a las doctrinas de extrema derecha está ligada a la pérdida de educación (no solo a la falta de conocimientos, sino al rechazo del pensamiento libre y racional). El mundo se abandona a las formas diversas del totalitarismo político y político religioso.❧

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s